lunes, abril 02, 2012

Borek de espinacas y feta


El otro día leyendo el semanario die Zeit me topé con una excelente receta de Elisabeth Raether, donde aprendí a hacer este delicioso plato turco. He de decir que cometí la ignominia de echarle queso feta, algo que la receta original no lleva. A pesar de todo estaba delicioso. Tengo que perfeccionar un poco mi técnica al enrollar la pasta filo, pero puedo asegurar que el sabor era insuperable. El borek normalmente se fríe, lo cual hace que sus calorías aumenten en progresión geométrica. En la receta de Frau Raether el borek se hace en el horno.

Por cierto, para hacer el borek necesitamos pasta filo. Naturalmente podemos usar hojaldre, pero entonces se parecerá más a un croissant de espinacas que a un borek.

Ingredientes

- masa filo o yufka
- espinacas en hojas
- cebolla
- ajo
- queso feta
- aceite de oliva, sal, pimentón, pimienta
- sésamo

Para el "unte": 2 huevos, cuatro cucharadas de yogur, un chorro de aceite(Elisabeth le echa también leche, pero no sé, me daba algo de asquete)

Preparación

Cortamos la cebolla y el ajo en trocitos pequeños. Lo freímos y al final añadimos las espinacas lavadas y cortadas en tiras. Le añadimos sal, pimienta y pimentón al gusto. Añadimos el feta y lo mezclamos todo bien. Lo reservamos.

En un bol batimos dos huevos y los mezclamos con el yogur y un chorrito de aceite. Lo mezclamos todo bien y lo reservamos.

En la bandeja del horno colocamos papel barba, y sobre él hacemos un triángulo doble con la masa filo. Colocamos el primer triángulo y untamos el "unte" con ayuda de un pincel. Sobre este triángulo colocamos otro triángulo y hacemos lo mismo. Colocamos algo de espinaca en una punta del triángulo y enrollamos, con cuidado de que quede todo bien cerrado. SÍ, YA LO SE, A MÍ ME HA QUEDADO DE PUTA PENA. Repetimos la operación hasta que nos quedemos sin masa o sin espinacas, lo que ocurra antes.

Colocamos los rollitos sobre el papel barba y la bandeja, y los volvemos a untar con el "unte". Sobre ellos vertemos con elegante gesto una pizca de semillas de sésamo.

Lo dejamos en el horno a 200º hasta que doren. A mí se me quemó uno(que igualmente me comí), así que hay que tener cuidado.

No hay comentarios: