sábado, enero 08, 2011

Un invitado muy especial


La semana pasada la pasé en España con mi familia. Fuimos en coche, y por eso pude cumplir un sueño que tenía desde hace tiempo: comprarme un jamón y llevármelo a Alemania. Ya que estaba compré un paquete jamonero, con cuchillo, afilador y apoyajamones. Ha sido una locura, especialmente porque aquí estoy solo ante el peligro, así que tengo pensado hacer una "iberico's party" con los compañeros del trabajo. La foto que he puesto no es de "mi" jamón, que está en el sótano colgado en un lugar bastante feo y que no le haría justicia. Sin embargo el de la foto es de la misma marca: Villar. El que he comprado es ibérico de bellota. Ahora solo queda abrirlo y ver qué tal está. ¡Qué nervios!

No hay comentarios: