lunes, marzo 20, 2006

Salmón rehogado con salsa de vino blanco

Pues sí, otra vez salmón, ¿que pasa? Ayer estaba en casa de mis suegros, y había que cocinar algo con salmón y puerros. También habían sobrado una fuente de patatas cocidas. Así que, veamos que pudo hacer el "maitre" con estos restos.

Ingredientes:

- salmón fresco
- patatas
- puerros
- creme fraiche o nata líquida
- vino blanco tipo riesling
- ajo
- aceite de oliva, sal, pimienta negra.

Para la salsa, cortamos el ajo y el puerro en trocitos minúsculos y lo freímos en aceite de oliva. Luego le añadimos la creme fraiche y salpimentamos. Al final de todo añadimos un poco de vino blanco y lo dejamos reducir. Reservamos la salsa.

Las patatas como quedan mejor es cortadas en trozos grandes y rehogadas. Podemos cocerlas antes para no eternizarse en la cocina. Procuramos que queden doraditas.

Preparamos unos dientes de ajo grandes y los aplastamos un poco, con piel y todo. Luego los freímos en aceite de oliva. Cuando el aceite haya cogido sabor, freímos el salmón despacito hasta que dore.

Servimos el salmón con la salsa. De guarnición, las patatas con los ajos fritos. Para acompañar, el mismo vino que hayamos utilizado para cocinar. ¡Que aproveche!

No hay comentarios: