domingo, diciembre 18, 2005

Las mil y una noches(o algo parecido, vamos)















Pues acabo de leer el blog de Manoli-san(www.jamando.blogspot.com), y parece que nos hemos leído el pensamiento, porque la semana pasada en la factoría de El montañés errante hemos hecho couscous también. Nosotros lo hemos acompañado de más cosas, porque en realidad el couscous es como los macarrones en Italia o las patatas en Alemania: sirve para acompañar cualquier alimento. Nosotros nos hemos decidido por una variación de verduras, carne de cordero estofada y crema de yogur y berenjenas.

Ingredientes:

Para la crema de requesón y berenjenas:
- requesón tipo quark o yogur
- berenjenas
- ajo
- sal y pimienta negra.

Para las verduras:
- Berenjenas
- Pimientos rojos
- Cebolla
- Ajo
- Zanahorias
- Garbanzos
- Aceitunas
- Tomates de lata

Para el cordero estofado
- Solomillo de cordero
- Cebolla roja
- Adobo: aceite de oliva, ajo, pimentón rojo, cilantro, sal, pimienta negra.

Preparación:

Primero hacemos el adobo para el cordero: en un bol mezclamos el aceite de oliva con ajo triturado, pimentón picante, cilantro, sal y pimienta negra. Cortamos el cordero en trozos pequeños y lo mezclamos bien. Lo dejamos ahí un tiempo prudencial.

Luego hacemos la crema de berenjenas, para lo cual freímos las berenjenas en dados y las dejamos enfríar un poco. Luego las mezclamos con requesón "quark"(podemos usar yogur sin problemas), ajo triturado, sal y pimienta negra. Lo mezclamos todo bien y lo reservamos en la nevera.


Luego hacemos una sartenada de verduras, para lo cual cortamos todas las verduras en dados y las vamos friendo en aceite de oliva. Al final echaremos los garbanzos ya cocidos y las aceitunas cortadas en trocitos. Por último añadimos el tomate de lata y dejamos reducir. Salpimentamos y especiamos.

Más tarde podemos freír el cordero con la cebolla cortada en medias lunas(¡claro!). Podemos calentar una bandeja de cerámica en el horno para que mantenga la carne caliente mientras preparamos la mesa. Hacer el couscous es muy fácil. Lo mejor es que leamos las instrucciones de la caja, pero básicamente hay que mezclar en una cazuela 1 parte de agua hirviendo y una parte de couscous y dejar tapado 5-10 minutos. El couscous se hará solo.

Cuando lo tengamos todo listo disponemos en una fuente muy grande los ingredientes en el centro y el couscous alrededor. Los invitados se irán sirviendo a su plato lo que deseen. Se puede colocar en la mesa Sambal-Oelek o Harissa para los que quieran un sabor extra picante.

Los árabes beben te, pero nosotros podemos bebernos un rioja sin ningún problema. Si tenemos la ocasión, lo podemos acompañar de pan árabe de cualquier tipo.

No hay comentarios: